Oacnudh Guatemala

OFICINA DEL ALTO COMISIONADO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LOS DERECHOS HUMANOS EN GUATEMALA

La libertad de expresión y los medios de comunicación son cruciales para afrontar la crisis climática

BANJUL/GINEBRA/VIENA/WASHINGTON D.C. (3 de mayo de 2024) – Con motivo del Día Internacional de la Libertad de Prensa, durante la Conferencia Mundial organizada por la UNESCO en Santiago de Chile, los titulares de mandatos* sobre libertad de expresión de las Naciones Unidas (ONU), la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (CADHP) emitieron una Declaración Conjunta sobre la Crisis Climática y la Libertad de Expresión. También emitieron el siguiente comunicado:

 “Los Estados deben garantizar un debate informado, inclusivo y abierto, así como el acceso a la información sobre la crisis climática que está poniendo en peligro la biodiversidad del planeta y amenazando nuestra seguridad común.

La Declaración Conjunta 2024 sobre la Crisis Climática y la Libertad de Expresión pone de relieve el elevado riesgo al que se enfrentan periodistas, personas que defienden el medio ambiente u otras personas defensoras de los derechos humanos, por su labor de exponer los daños medioambientales y movilizar a la gente para que presione a favor de la acción frente a la crisis climática. La citada Declaración, solicita a los Estados y a las empresas la adopción de medidas concretas para defender los derechos a la libertad de expresión, la libertad de los medios de comunicación y la libertad de asociación y de reunión pacífica.

Condenamos la censura de los debates medioambientales y climáticos en línea y fuera de línea, la represión de las protestas pacíficas, los asesinatos, los arrestos, las detenciones arbitrarias, el enjuiciamiento de periodistas y personas defensoras de los derechos humanos medioambientales y los litigios estratégicos contra la participación pública, iniciados por autoridades públicas y actores privados, para intimidar y silenciar las voces críticas.

Instamos a los Estados a que protejan a las periodistas, los periodistas,  las personas defensoras del medio ambiente y otras personas  defensoras de los derechos humanos luchando contra la impunidad, de los delitos cometidos en su contra, estableciendo mecanismos de protección eficaces e introduciendo medidas contra el acoso judicial. La Declaración Conjunta pide a los Estados que fomenten la transparencia proporcionando información, de forma proactiva, para permitir el debate público y la toma de decisiones informadas sobre cuestiones medioambientales y climáticas.

Los Estados deben dar prioridad a leyes, políticas y programas para crear un entorno en el que las diversas voces -incluidas las de periodistas, personas defensoras de los derechos humanos medioambientales y, muy especialmente, las comunidades más afectadas por la crisis climática- puedan contribuir a un vibrante discurso público sobre la crisis climática.

Para que el diálogo sea realmente integrador y significativo, debe prestarse más apoyo a la información medioambiental independiente en zonas remotas que se ven afectadas por el cambio climático pero no cuentan con una presencia o cobertura adecuada en los medios de comunicación.

La desinformación y la información engañosa pueden socavar la confianza pública y obstaculizar la participación efectiva y la toma de decisiones sobre la crisis climática. Pedimos a los Estados, las empresas, las plataformas en línea y los medios de comunicación que se abstengan de crear o difundir información falsa o engañosa, y que mitiguen los riesgos de la desinformación adoptando todas las medidas que estén a su alcance para fomentar un ecosistema de información sano, seguro y diverso.

Las empresas deben divulgar información detallada sobre el impacto medioambiental y social de sus operaciones, de acuerdo con las normas internacionales, y realizar consultas significativas con las comunidades directamente afectadas por sus operaciones.

Todas las empresas, incluidos los medios de comunicación social, deben estar a la altura de sus responsabilidades en materia de derechos humanos”.

FIN

Para consultar la Declaración Conjunta 2024 sobre la Crisis Climática y la Libertad de Expresión, véase aquí.

*Los titulares del mandato sobre libertad de expresión: Irene Khan, Relatora Especial de la ONU para la Protección y Promoción de la Libertad de Opinión y Expresión; Teresa Ribeiro, Representante de la OSCE para la Libertad de los Medios de Comunicación; Pedro Vaca Villarreal, Relator Especial de la OEA para la Libertad de Expresión; Ourveena Geereesha Topsy-Sonoo, Relatora Especial de la CADHP para la Libertad de Expresión y el Acceso a la Información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
The owner of this website has made a commitment to accessibility and inclusion, please report any problems that you encounter using the contact form on this website. This site uses the WP ADA Compliance Check plugin to enhance accessibility.
Skip to content